Preview only show first 10 pages with watermark. For full document please download

¿cómo Elegir Una Biblia?

   EMBED

  • Rating

  • Date

    March 2018
  • Size

    746.9KB
  • Views

    2,217
  • Categories


Share

Transcript

Sección de respuestas a preguntas que nos llegan a través de nuestra página Web www.sociedadbiblica.org Estimados amigos de Sociedad Bíblica, cuando visito las librerías cristianas y observo la gran cantidad de "biblias" existentes en el mercado, no sé cuál escoger. Ustedes, como especialistas, ¿podrían darme algunos consejos útiles para saber qué Biblia debo comprar? ¿Cómo elegir una Biblia? Un conocido biblista, Edesio Sánchez, explica las diferencias entre las traducciones y explica puntos clave para escoger una Biblia. Quien se dedica al ministerio de la distribución o venta de libros cristianos, tarde o temprano se enfrenta a la pregunta. ¿Qué Biblia me recomienda? Esta pregunta, que parece inocente, cada día que pasa requiere de una respuesta compleja. La razón principal estriba en el hecho de que a diferencia de las décadas anteriores, finales del siglo pasado y comienzos de este tercer milenio ha visto la aparición de una gran cantidad de Biblias en castellano. El asunto al que se enfrentan tanto el comprador como el vendedor ya no es sólo cuestión de diferentes presentaciones de la misma versión, sino también sobre qué versión escoger: si es revisión de una versión anterior; si ha sido traducida de los idiomas originales o es una adaptación del castellano; si se basa en tal o cual tradición textual; si la traducción la realizó una sola persona o un equipo de traductores de una misma confesión o de diversas confesiones cristianas; si participaron sólo hombres o también se incluyeron mujeres; si la traducción es por equivalencia formal o dinámica, si su principal foco de preocupación son las palabras, las oraciones, los párrafos o el discurso completo; si es para un público especial, si es para uso litúrgico; si es Biblia de estudio, de qué clase de estudio se está hablando, etc., etc. La versión Reina-Valera de 1960 traduce a 1 Timoteo 5.3 de la siguiente manera: "Honra a las viudas que en verdad lo son". Esta traducción más o menos literal, aunque es fiel a las palabras del original, no se entiende realmente. La afirmación del texto, tal como está, nos obliga a preguntarnos si una mujer, cuyo marido ha fallecido, es o no es viuda. Por supuesto que el autor original no tenía esto en mente. ¿Quiénes son entonces, para el autor, las verdaderas viudas? La versión Dios Habla Hoy nos ofrece una mejor alternativa para comprender lo que el autor realmente quiso decir: "Ayuda a las viudas que no tengan a quien recurrir". El orden de las palabras y el número de palabras del original no se reflejan aquí; pero, en cambio, el significado o sentido del original aparece de manera más diáfana. Romanos 12.20 en la versión Reina-Valera60 dice: "Así que, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber; pues haciendo esto, ascuas de fuego amontonarás sobre su cabeza". De nuevo, ésta es una traducción que sigue muy de cerca al original griego; sin embargo, el significado confunde al lector no avisado. La traducción que nos ofrece la versión Dios Habla Hoy coloca al lector en el sentido querido por el autor: "Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; y si tiene sed, dale de beber; así harás que le arda la cara de vergüenza". Empecemos respondiendo a la siguiente pregunta: ¿Quiénes la tradujeron? La traducción de la Biblia exige un requisito básico del traductor: que conozca y domine por lo menos dos idiomas (el idioma fuente y el idioma receptor). Tal afirmación nos lleva a preguntar sobre el conocimiento de los idiomas bíblicos. Los traductores del Antiguo Testamento necesitan conocer tanto el hebreo como el arameo, y un conocimiento del griego de la Septuaginta será de gran ayuda. Los traductores del Nuevo Testamento deberán conocer el griego Koiné. Si la persona que desea comprar la Biblia busca la fidelidad en la traducción como asunto prioritario, entonces deberá considerar seriamente si la persona o el equipo que participó en esa traducción, tuvo como base principal los textos originales y no un grupo de versiones en las cuales basó su adaptación. Existe una gran diferencia entre hacer la adaptación a partir de la consulta de varias versio- nes y después cotejar el original, que entre traducir directamente del original y después consultar las otras versiones o traducciones. Quien traduce la Biblia debe conocer, además, el contexto histórico y cultural del mundo bíblico y del idioma receptor. Porque la traducción bíblica no consiste solamente en verter palabras de un idioma a otro, sino en traducir cultura, cosmovisión, estructuras sociales y económicas. Por ello, el equipo de traductores debe de estar compuesto por personas de diferentes disciplinas: antropólogos, biblistas, lingüistas. La traducción de la Biblia en tiempos modernos rara vez es realizada por un solo individuo. En realidad, sólo la participación de un equipo interdisciplinario e interconfesional permite asegurar un éxito aceptable en la fidelidad y la calidad de la traducción. Es de vital importancia que la traducción de la Biblia sea hecha por un equipo interconfesional, si la versión resultante intenta ser distribuida a un público amplio e interdenominacional. Porque es inevitable que el traductor sea también un intérprete de la Escritura. Todo usuario de la Biblia debe estar convencido de que no existe una traducción objetiva de la Biblia; cada una de las versiones que se encuentran en el mercado son el resultado de decisiones exegéticas, hermenéuticas y lingüísticas. La participación de cristianos de diferentes confesiones previene, al menos, de que la traducción se incline hacia una confesión doctrinal particular. En España contamos ya con traducciones interconfesionales de la Biblia al castellano, euskera y catalán. La traducción interconfesional al asturiano está muy adelantada y no se descarta comenzar próximamente la traducción al gallego. El equipo traductor debe, a la vez, estar compuesto por hombres y mujeres. Las perspectivas que cada género trae enriquecen de manera extraordinaria la traducción. Y si la traducción desea alcanzar a todo el mundo hispanohablante, el equipo revisor, al menos, deberá estar compuesto por personas representativas de los distintos países y regiones de este nuestro continente. 12 La segunda pregunta a responder es la siguiente: ¿Qué grado de fidelidad tiene la traducción? El usuario o comprador de una Biblia necesita tener claro qué entiende por fidelidad, y a qué aplica el concepto de fidelidad cuando se refiere a una versión de la Biblia. Para muchos, fidelidad significa que la traducción refleje palabra por palabra o estructura gramatical por estructura gramatical, al idioma fuente. En este caso, el lector desea que la traducción tenga el sabor del idioma original; le interesa descubrir qué tal palabra castellana tiene detrás a tal o cual palabra hebrea o griega; la comprensión del mensaje queda relegado a un segundo plano. Con sorpresa o no, este lector reconocerá que si busca este tipo de fidelidad, no podrá pedir que la traducción sea también fiel en el sentido o significado del mensaje original. Si la fidelidad que se busca descansa en el mensaje del texto original, entonces el lector o estudiante deberá buscar una traducción basada no tanto en las palabras o estructuras originales, sino en el significado. Sólo una traducción basada en el significado puede introducirnos en el camino de la fidelidad del mensaje. Si el traductor realmente desea que el resultado de su trabajo sea un texto "fiel" debe "dejar de lado la expresión literal e inquirir cómo se expresa" de manera natural cada persona en su idioma respectivo. Actualmente suele hablarse de al menos dos tipos de traducción bíblica: (1) aquella que se realiza por equivalencia formal o literal (Reina Valera'95, Biblia de Jerusalén, Cantera-Iglesias, Nácar-Colunga, pueden servir de ejemplo de este tipo de traducción); (2) aquella que se realiza por equivalencia funcional o dinámica (Dios Habla Hoy; La Biblia, Traducción Interconfesional en castellano; La Biblia, de Casa de la Biblia; Biblia del Peregrino son ejemplos de este otro tipo de traducción). Ambos acercamientos tienen sus ventajas y sus desventajas. Si el lector o estudiante desea realizar una exégesis que refleje el idioma original, pero no tiene acceso al texto hebreo o griego, la mejor opción es una traducción de carácter formal o literal: un texto interlineal o una versión como la Reina Valera-95. Si el lector prefiere descubrir de inmediato el sentido o significado del texto original, la versión a elegir sería la Dios Habla Hoy o una similar a ella (La Nueva Versión Internacional, sería una alternativa). A fin de cuentas, cada usuario de la Biblia deberá tener el conocimiento básico para reconocer si tal o cual versión de la Biblia lo acerca, más o menos, al mensaje fiel de la Palabra divina. Si el lector es un pastor experimentado, y ha tomado algunos cursos de exégesis, de hebreo y de griego, no tendrá dificultad en trabajar con versiones 13 de diferente tipo de traducción y hasta con los idiomas originales. Pero si el lector es nuevo en la fe o si es un niño o está aprendiendo a leer, la mejor versión será aquella que lo exponga de inmediato al sentido del texto, sin mayores obstáculos. Por eso, además de las versiones antes citadas, las Sociedades Bíblicas Unidas han preparado una nueva traducción: la Biblia en Lenguaje Sencillo. Esta versión sirve al público infantil y a los millones de lectores que tienen al castellano por segunda lengua (hermanos y hermanas indígenas) o que son analfabetas funcionales. Al hablar de fidelidad es necesario considerar las llamadas paráfrasis bíblicas. Estas paráfrasis son, por lo general, adaptaciones más o menos libres del mensaje bíblico, basadas en alguna existente. Aunque no es la única acepción, por paráfrasis se entiende aquella adaptación que añade, quita o cambia el sentido o significado del texto. Esto, por supuesto, ya no es fidelidad al mensaje, sino interpretación libre del mensaje. Un trabajo así no será recomendable para alguien que desea comunicar o estudiar con fidelidad el mensaje de la Palabra de Dios. El tema de la fidelidad también nos lleva a tratar el asunto de la naturalidad en la traducción. Ya se ha dicho que la fidelidad en la traducción no debe buscarse en la imitación formal del idioma fuente, sino en la comunicación del sentido y significado que expresó el autor y que comprendieron los primeros lectores. Por ello, en la versión resultante, muy a menudo, la forma cambia y se transforma, pues en la traducción el idioma receptor expresa el significado en sus formas propias y características, con lo que se logra una naturalidad que hace decir al lector u oyente: "¡Esto no es una traducción!" "Entiendo todo, me sabe a mi idioma materno". La preocupación del traductor, por tanto, no se restringe a traducir las palabras de un texto a otro idioma. El buen traductor reconoce lo importante que es comprender y apreciar la naturaleza de los idiomas involucrados y de las respectivas culturas. ¿Qué Biblia de estudio debo adquirir? Quizá esta sea la pregunta más común en el mercado actual de Biblias. El mundo de habla castellana ha visto la aparición de un gran número de Biblias de estudio en los últimos diez o cinco años. Al hablar de Biblias de estudio, el lector deberá considerar que como tales se definen Biblias que van desde aquellas que acompañan el texto bíblico con algunas ayudas al lector (cortas introducciones a cada libro, bosquejo de los libros y otras anotaciones), hasta Biblias que ofrecen enjundiosas notas marginales, introducciones de diversa índole, tablas, cuadros y recuadros, diagramas, índices y concordancias, además de algunos artículos introductorios. Algunas Biblias de estudio responden a las necesidades devocionales de los lectores; y en ellas el estudiante encuentra material abundante de aplicación personal y comunitaria. Otras Biblias de estudio responden a las inclinaciones doctrinales de sus lectores, y al anunciarse indican su color denominacional o doctrinal: Biblia de estudio Pentecostal, Biblias con anotaciones de determinadas órdenes religiosas, o Biblia anotada Schofield. Algunas se dirigen a un público concreto: Biblia de estudio de la mujer. Otras se inclinan al aspecto temático como lo son la Biblia de Estudio Thompson o la Arco Iris. Algunas se inclinan más al aspecto de aplicación mientras que otras enfatizan el contexto del mundo bíblico. Otras, prefieren concentrarse en la práctica exegética, y ofrecen métodos de estudio bíblico y espacios suficientes para anotaciones personales. En cada caso, el estudiante deberá saber qué tipo de Biblia de estudio desea adquirir. En el caso de las Biblias de Estudio de las Sociedades Bíblicas, el énfasis se concentra en proveer al estudiante el trasfondo necesario para poder entender el mensaje bíblico en su propio contexto histórico cultural. Es decir, las Biblias de Estudio Dios Habla Hoy y Reina-Valera- revisión 95, ofrecen al estudiante la posibilidad de estudiar seriamente un pasaje y un libro completo, a la vez que le ofrecen la oportunidad de estudiar un concepto teológico a través de toda la Biblia, de un libro en particular o de una sección dentro del canon. Ofrecen una distinta gama de notas marginales: de carácter textual, de diferentes alternativas de traducción, culturales, antropológicas, arqueológicas, históricas, geográficas, de teología bíblica, de palabras y frases difíciles, de estructuras literarias de pasajes y secciones completas. Además, estas Biblias tienen una gran cantidad de diagramas que llevan al lector a familiarizarse con el entorno cultural e histórico de la Biblia, con diferentes personajes bíblicos, con diferentes temas teológicos, con tópicos sistemáticamente presentados para el estudio programado: la oración, los títulos divinos, las parábolas, los milagros, etc. Estas Biblias de Estudio (Dios Habla Hoy y Reina Valera'95) son una respuesta de las Sociedades Bíblicas Unidas al anhelo de ofrecer no sólo una traducción fiel del mensaje original, sino que también desean traducir el contexto del mundo que vio nacer ese mensaje. Estas Biblias de estudio ofrecen esa traducción para que el lector moderno participe con el autor bíblico y su audiencia, de la misma información cultural e histórica. Por el doctor Edesio Sánchez Cetina, biblista especializado en Antiguo Testamento. Trabaja como Consultor de traducciones de la Biblia en las Sociedades Bíblicas Unidas. Biblias en castellano publicadas a lo largo del siglo XX que han tenido un mayor reconocimiento en España 1944: Biblia, Nácar-Colunga. Traducción realizada por Eloíno Nácar Fuster y Alberto Colunga. Es la primera edición de una Biblia en castellano patrocinada por instituciones católicas y con la debida autorización eclesiástica hecha con base en los idiomas originales en que fue escrita la Biblia. 1947: Biblia, Bover-Cantera. Los traductores fueron José María Bover y Francisco Cantera Burgos. También hecha desde los idiomas originales. 1966: Biblia de Jerusalén. No es una traducción del texto en francés publicado por la Escuela Bíblica San Esteban, de Jerusalén, sino que la traducción se basa en los idiomas originales, aunque sí sigue los criterios originales de la versión francesa. En 1998 se publicó una nueva edición revisada y aumentada. 1975: La Biblia, de Herder. El trabajo (tanto del AT como del NT) fue dirigido por el P. Serafín Ausejo. 1975: Sagrada Biblia, de Cantera-Iglesias. Versión crítica sobre los textos hebreo, arameo y griego, por Francisco Cantera Burgos y Manuel Iglesias González (y un grupo de colaboradores). 1976: Nueva Biblia Española. Traducción dirigida por Luis Alonso Schökel y Juan Mateos. Esta versión es muy rica por la novedad y frescura de su lenguaje. 1979: Biblia, Dios habla hoy. Más conocida como "versión popular". Traducción interconfesional producida por las Sociedades Bíblicas Unidas. Esta versión, siguiendo el principio de traducción por equivalencia dinámica, ha logrado un texto español de gran belleza y un notable rigor exegético. En 1994 aparece la primera versión con notas de estudio. La última revisión es del año 2002. 1980: Biblia, El libro del pueblo de Dios. Traducción del P. Armando J. Levoratti y del P. A. B. Trusso, quienes contaron con un equipo de colaboradores. 1986: Biblia de las Américas. Aunque parece mantenerse, por su estilo, en la tradición de Reina-Valera, se trata de una nueva traducción, que usa como base textual las ediciones críticas de la Biblia en los idiomas originales. 1989: La Biblia traducida bajo la dirección de Evaristo Martín Nieto. Es esta una "refundición a fondo" de la traducción original (de 1964), de la que se habían hecho más de un centenar de ediciones, según dice la casa editorial en su "Presentación". 1992: La Biblia, edición de la Casa de la Biblia, de Madrid. Esta traducción es revi- sión de una obra publicada en 1966 por la misma editorial. Hay edición para Latinoamérica. 1993: La Biblia del peregrino, de Luis Alonso Schökel y un equipo de colaboradores. No es la misma mencionada antes (de L. Alonso S. y Juan Mateos), aunque se presenta como una revisión completa de ella. 1994: Biblia Americana San Jerónimo, publicada por EDICEP (Valencia, España). Es una revisión de la traducción del P. Felipe Scío de San Miguel. 1995: Biblia, Reina-Valera. Esta es la primera traducción al castellano de la Biblia completa hecha a partir de los idiomas originales. Se publicó por primera vez en 1602 y a lo largo de los siglos ha sido revisada en multiples ocasiones. En 1995 se publicó la última revisión patrocinada por Sociedades Bíblicas Unidas. 1999: La Biblia, Nueva versión internacional. Se trata de una nueva traducción, hecha de los textos en los idiomas originales, realizada por un equipo de biblistas patrocinado por la Sociedad Bíblica Internacional. Sigue los principios que se habían establecido para la traducción de su homónima en inglés (New International Version). En 2005, en colaboración con la Sociedad Bíblica de España, se publicó la versión adaptada al castellano peninsular. 2001: Biblia en lenguaje sencillo. (Castellano de latinoamérica). Es la última traducción interconfesional al castellano patrocinada por Sociedades Bíblicas Unidas. Sigue también el principio de traducción por equivalencia funcional. En el año (2003) se le cambió el nombre, y pasa a ser conocida también como "Traducción en lenguaje actual" (TLA). Actualmente se está realizando la adaptación al castellano peninsular. 2004: La Sagrada Biblia, publicada por la Universidad de Navarra, en 5 volúmenes, ha sido traducida y anotada por profesores de la Facultad de teología de dicho centro de estudios. 2006: La Biblia. Traducción interconfesional. Se trata, como su título indica, de una traducción interconfesional en el que han participado Sociedades Bíblicas Unidas, La Casa de la Biblia y la Biblioteca de Autores Cristianos. El 1978 se publicó el NT. La Biblia completa saldrá a la venta a finales del año 2006. 14 Preparando el Adviento E l domingo, día 27 noviembre, comienza el adviento, tiempo de espera que dura cuatro semanas durante las cuales nuestra espera no puede -no debe- ser indiferente. Es verdad que el adviento es una tradición cristiana y ya "sabemos" qué es lo que esperamos "la venida de Jesús" que celebramos en la navidad. El tiempo de adviento para nosotros, los cristianos, debe ser: Expectación, curiosidad, sorpresa, ilusión, emoción, miste- rio, un poquito de "miedo", nervios, ese cosquilleo en el estómago... en fin todo eso que sentimos cuando esperamos que algo va a suceder, que algo va a cambiar; y eso es lo que podemos hacer que sea para los que aún no creen en Jesucristo. Vivir el tiempo de adviento es tener la esperanza de un cambio y ¿qué es la venida de Jesús a este mundo, sino un cambio: las tinieblas del hombre cambiadas en luz por la auténtica luz que es Jesucristo? Año de Nuestro Señor 2005 15 27 Noviembre Primer domingo de Adviento 4 Diciembre Segundo domingo de Adviento 11 Diciembre Tercer domingo de Adviento Isaías 63.16b-17, 19b; 64.2b-7 Salmo 79.2-3 1ª Co. 1.3-9 Marcos 13.33-37 Isaías 40.1-5, 9-11 Salmo 84.9-12 2ª Pedro 3.8-14 Marcos 1.1-8 Isaías 61.1-2a, 10-11 Lucas 1.46-50, 53-54 1ª Tesalonicenses 5.16-24 Juan 1.6-8, 19-28 25 Diciembre Natividad del Señor 1 Al principio, Dios humilló a Galilea, tierra de Zabulón y de Neftalí, región vecina a los paganos, que se extiende desde el otro lado del Jordán hasta la orilla del mar; pero después le concedió mucho honor. 2 El pueblo que andaba en la oscuridad vio una gran luz; una luz ha brillado para los que vivían en tinieblas. 3 Señor, has traído una gran alegría; muy grande es el gozo. Todos se alegran delante de ti como en tiempo de cosecha, como se alegran los que se reparten grandes riquezas. 5 Las botas que hacían resonar los soldados, y los vestidos manchados de sangre, serán quemados, destruidos por el fuego. 6 Porque nos ha nacido un niño, Dios nos ha dado un hijo, al cual se le ha concedido el poder de gobernar. Y le darán estos nombres: Admirable en sus planes, Dios invencible, Padre eterno, Príncipe de la paz. Isaías 9.1-3, 5-6 DHH 18 Diciembre Cuarto domingo de Adviento 2º Samuel 7.1-5, 8b-12, 14-16 Romanos 16.25-27 Lucas 1.26-38 1 Venid, cantemos al Señor con alegría; cantemos a nuestro protector y salvador. 2 Entremos a su presencia con gratitud y cantemos himnos en su honor. 3 Porque el Señor es Dios grande, el gran rey de todos los dioses. Salmo 95.1-3 DHH 11 Dios nos ha mostrado su bondad, que trae la salvación a toda la humanidad. 12 Esa bondad de Dios nos enseña a dejar la maldad y los deseos mundanos y a llevar en este mundo una vida de moderación, rectitud y devoción a Dios, 13 mientras esperamos el feliz cumplimiento de aquello que se nos ha prometido, el regreso glorioso de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo. 14 Él se entregó a la muerte por nosotros, para salvarnos de toda maldad y limpiarnos totalmente, para que seamos suyos, deseosos de hacer el bien. Tito 2.11-14 DHH 1 Por aquel tiempo, el emperador Augusto ordenó que se hiciera un censo de todo el mundo. 2 Este primer censo fue hecho siendo Quirinio gobernador de Siria. 3 Todos tenían que ir a inscribirse a su propia ciudad. 4 Por esto salió José del pueblo de Nazaret, de la región de Galilea, y se fue a Belén, en Judea, donde había nacido el rey David, porque José era descendiente de David. 5 Fue allá a inscribirse, junto con María, su esposa, que se encontraba encinta. 6 Y sucedió mientras estaban en Belén, que a María le llegó el tiempo de dar a luz. 7 Allí nació su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales y lo acostó en el pesebre, porque no había alojamiento para ellos en el mesón. 8 Cerca de Belén había unos pastores que pasaban la noche en el campo cuidando sus ovejas. 9 De pronto se les apareció un ángel del Señor, la gloria del Señor brilló alrededor de ellos y tuvieron mucho miedo. 10 Pero el ángel les dijo: "No tengáis miedo, porque os traigo una buena noticia que será motivo de gran alegría para todos: 11 Hoy os ha nacido en el pueblo de David un salvador, que es el Mesías, el Señor. 12 Como señal, encontraréis al niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre." 13 En aquel momento, junto al ángel, aparecieron muchos otros ángeles del cielo que alababan a Dios y decían: 14 "¡Gloria a Dios en las alturas! ¡Paz en la tierra entre los hombres que gozan de su favor!" Lucas 2. 1-14 DHH 16 De traductor a wahenga El doctor Phil Noss tomó la responsabilidad de la Coordinación de los Servicios de Traducción de las Sociedades Bíblicas Unidas (SBU) en el año 2000 sucediendo al doctor Basil Rebera. L os siguientes testimonios son tributos personales de los colegas más cercanos que han rodeado a Phil como Simon Crisp (Europa y Medio-Oriente), Aloo Mojola (África) y Daud Soesilo (Asia-Pacífico) con motivo de su jubilación. La labor de una persona dedicada a la traducción bíblica queda muchas veces inadvertida para quien dispone de la Biblia en su lengua, pero exige mucha labor y ejercicio de paciencia y disciplina, sin olvidar su relación permanente con Dios, y su inspiración a través del Espíritu Santo. Desde aquí nosotros tam- bién queremos rendirle un pequeño reconocimiento a su labor y calidad humana, ambas estimuladas por su profesión de fe. LC AMOR POR LAS ESCRITURAS Y AMOR POR ÁFRICA Mi primer encuentro con Phil Noss coincidió con mi primera visita a África. Después de un largo viaje a Lomé para atender una Consulta de África Interregional de Traducción, llegué al hotel para encontrarme con Phil que estaba en la recepción, saludando a cada participante uno por uno, según iban llegando. Inmediatamente me sentí bien acogido y su cuidado y atención han caracterizado todos mis encuentros con él. Phil Noss Coordinador de los Servicios de Traducción de las SBU Vista parcial de la multitud durante el lanzamiento de la Biblia en iraqw en Tanzania, en julio de 2004 Foto: SBde Noruega/Stein Mydske 17 Entrega de Biblias en la prisión de Zimbabwe SBU/SBE Durante el periodo de orientación en mi nuevo puesto de trabajo como (RETCO), en Europa y Medio-Oriente, tuve la suerte de estar dos semanas con Phil y Cece, su esposa, en Nairobi. El programa que había preparado no solo me dio un conocimiento minucioso de todos los aspectos que conlleva la responsabilidad de un RETCO (¡desalentador! Y me quedo corto.), sino también la oportunidad de ver la realidad de la vida en Nairobi y otras partes de Kenia -una suculenta fiesta de impresiones y recuerdos que desde entonces han estado conmigo-. Ha sido un privilegio trabajar con Phil en estos últimos años mientras ha estado en Reading, Gran Bretaña, y su calma, sabiduría y consejo me han beneficiado enormemente. Además de ser un concienzudo e imperturbable líder, Phil es un excelente erudito, como también alguien muy competente en estudios bíblicos y lenguas bíblicas, áreas "tradicionales" de destreza para un agente de traducción de las SBU. Hay una serie de aspectos sorprendentes que testifican los conocimientos de Phil, como todos los que han escuchado sus presentaciones cargadas de vivencias y de dramáticas historias del pueblo africano. Mis impresiones más relevantes de Phil son, su amor por las Escrituras y su amor por África - resumidos para mí en los devocionales diarios de tantas reuniones de las SBU, donde ha seguido cuidadosamente las lecturas en su Biblia en gbaya. Phil ha aportado visión y estabilidad al departamento de traducción en las SBU en un tiempo de grandes cambios, y le deseo a él y a Cece una jubilación llena de gozo y nuevos retos. Simon Crisp Coordinador de Traducción Europa y Medio-Oriente 18 UN MERECIDO LUGAR EN "THE WAHENGA" Phil y yo nos conocimos por primera vez en Stuttgart, Alemania, en 1984 durante mi primer Seminario Trienal de Traducción (TTW) de las Sociedades Bíblicas Unidas (SBU). Todavía recuerdo su simpatía, accesibilidad, y corazón afable, su generosidad y conocimiento, su humildad y humanidad, su profundo compromiso cristiano pero con "los pies en el suelo" y su dedicación a la causa bíblica. A pesar de los altibajos aquí en África y en todas partes, estas virtudes han permanecido y profundizado en él. Están en mi memoria cada vez que me acuerdo de Phil - o de Cece, su esposa. El encuentro con Phil y su familia me ha bendecido y a mi familia también…. En el año 2000 le sucedí como Coordinador de Traducción de la región de África de las SBU y cuando deje Dodoma, Tanzania, para tomar posesión de mi nuevo trabajo en Nairobi, se presentaron muchos retos como también oportunidades. Los zapatos de Phil eran muy grandes para mí, sin embargo, me dio constantemente ánimo y consuelo, apoyo y oración desde su puesto de trabajo. Como coordinador de servicios de traducción de las SBU ha sido una fuente de inspiración y fortaleza. Ahora quiero mostrar mi aprecio y gratitud por todos sus actos de amabilidad y amistad. Aunque se traslade, su ejemplo continuará inspirando y desafiándonos. Ahora ha sido elevado a la compañía de los "wahenga", hombres sabios y ancianos y su lugar entre ellos se lo ha ganado. Mi oración para Phil es que Dios le guarde y le use siempre para la gloria de su nombre, y que la gracia de Dios y la comunión del Santo Espíritu siempre esté con él y permanezca para siempre hasta el final de los tiempos. Aloo Ososti Mojola Coordinador Regional de África APASIONADO CON TODO LO QUE HACE Ha sido un gran privilegio para mi esposa, Vivian, y para mi conocer a Phil y Cece. También ha sido un placer servir los últimos años en la Traducción de la Biblia junto con Phil. Conocí a Phil durante el Seminario Trienal de Traducción (TTW) en Victoria Falls, Zimbabwe, en 1991, me impresionó el respeto con el que trataba a sus compañeros africanos. Nunca olvidaré su ánimo cuando comencé como Coordinador de Traducción para Asia-Pacífico en 1999. Fue un privilegio para mi visitarle en su oficina en Nairobi, como parte de mi periodo de orientación y aprendí mucho de su abundante experiencia. Phil siempre ha sido un apasionado en todo lo que hace. Admiro su estilo de liderazgo, especialmente su apertura con sus colegas. También he apreciado mucho su objetividad: permanece tranquilo aunque los desafíos sean difíciles. Por encima de todo, siempre es amigable y con "los pies en el suelo". Por supuesto que también admiro su compromiso de fe. Phil, que el Señor te de la fuerza que necesitas en esta nueva etapa de tu vida, use tus dones y talentos para servir a la personas que están cerca y lejos; y que seáis muy felices en Florida. Daud Soesilo Coordinador Regional de Traducción para Asia-Pacífico