Preview only show first 10 pages with watermark. For full document please download

El Futuro De La Democracia Resumen

   EMBED


Share

Transcript

I. Introducción a la temática  Antes de comenzar, se hace necesario tener con claridad y fundamentar en qué consisten los conceptos de democracia, y porque estas no se han podido cumplir, para luego más adelante, poder explicar con mayor  claridad porque algunas promesas no cumplidas afectan al sistema de derechos y a la gobernabilidad. Debemos tener claro que el concepto y la palabra en sí de la Democracia ha sido utilizada por un sin número de personas, pueblos, naciones, estados e instituciones; para dar respuestas a fenómenos y situaciones que se han ido generando dentro de una sociedad, y en general también para decir y explicar que es la mejor  manera de llevar un gobierno a cabo, ya que con la democracia se respetan las libertades de todos, y cada ciudadano tiene derechos que están amparados bajo los sistemas jurisdiccionales de cada país, siendo regulados cada cierto tiempo para adecuarlos a los nuevos fenómenos de modernización y globalización que se están dando en el mundo. II. ¿Qué es Democracia? Se entiende por democracia un ³sistema de gobierno en el que la soberanía pertenece al pueblo, que ejerce bien el poder directamente, bien por medio de representantes. Nación gobernada de esa manera´ [1] La idea radica en que todos los sistemas de gobiernos deben ampararse bajo los criterios de los sistemas democráticos, ya que a través de la democracia se pueden saber los intereses de la ciudadanía y la voluntad del pueblo popular, existiendo diferentes tipos de democracia, las cuales pretenden lo mismo pero a través de diferentes modos de operar; existiendo la democracia directa, representativa, formal, delegada, etc. Para Bobbio el futuro de la democracia, como se titula su libro, es incierta. Pero en realidad ¿quién puede saber con certeza cuál es el futuro de la democracia? ¿Quién se atrevería a decir que la democracia no es la mejor forma de gobierno y señalar cuál es la correcta? O tal vez simplemente decir ¿cuál es el mejor  porvenir del mundo, que no sea la democracia? Estas son interrogantes que han estado con bastante frecuencia rondando los diferentes momentos históricos existentes, pero nadie aun ha podido dar la respuesta concreta a esto, ya que solo sabemos que la democracia es un sistema de gobierno en el cual todos los ciudadanos son libres, tanto de modo individual como de elegir que los representa al momento de tomar  decisiones, llevando también a cabo la democracia el cómo lograr el bien común de la ciudadanía amparándose en el sistema de derechos y en los procesos de gobernabilidad existentes. A parte la democracia es lo que todo estado, pueblo, nación, país, territorio, desea llegar, ya que se sabe que con esta, las cosas se pueden realizar de modo más pacifico y legal, logrando el bienestar del pueblo y del mundo. Para Bobbio la democracia ³es contrapuesta a toda forma de gobierno autocrático, es considerarla caracterizada por un conjunto de reglas que establecen está autorizado a tomar las decisiones colectivas y bajo que procedimientos´[2] procedimientos´[2] caracterizándola como el gobierno de todos, siendo la regla primordial la mayoría, una mayoría grande, ya que la unanimidad para el autor solo debe considerarse y se puede llevar del todo a cabo cuando se cuenta con un grupo pequeño de personas, ya que esta puede traer dificultades a medida que avanza el tiempo. También se hace necesario que se garanticen los derechos de de libertad de opinión, estos derechos en los cuales se ampara el estado liberal y se construye la doctrina de estado de derecho en el cual se establecen los límites del conocimiento constitucional, ya que estas permiten que se lleve a cabo el   juego político. ³El estado liberal no solamente es el supuesto histórico sino también jurídico del estado democrático. El estado liberal y el estado democrático son interdependientes« en la línea que va del liberalismo a la democracia« y en la línea opuesta, la que va desde la democracia al liberalismo« es improbable que un estado no liberal pueda asegurar un correcto funcionamiento de la democracia, y por otra parte es poco probable que un estado no democrático sea capaz de garantizar las libertades fundamentales´ [3] III. Promesas no cumplidas de la democracia En el texto de Norberto Bobbio, se señalan seis falsas promesas, que vendrían siendo las promesas no cumplidas de la democracia que afectan tanto al sistema de derechos y a la gobernabilidad, y luego, teniendo claro esto, se hará de manera más fácil señalar como afectan estas a lo dicho anteriormente. IV. I. El nacimiento de la sociedad pluralista Tenemos como primera promesa no cumplida el nacimiento de la sociedad pluralista, señalándose que ³la sociedad nace con una concepción individualista de la sociedad´ [4] se comienza de la idea que el individuo, al ponerse de acuerdo con otros, conforma y crea la sociedad política, poniéndose cada vez más los grupos en sujetos políticos distinguidos, ya que los grupos son los que se destacan y distinguen en la vida política dentro de las sociedades democráticas, y ahora cada cual participa de forma indirecta o directamente en el gobierno y en la toma de decisiones. Lo que existe hoy es una sociedad centrípeta [5] y no centrifuga[6] como se había tenido en un principio como ideal de sociedad democrática, ya que de esta manera el poder no se concentra a través y solo por unos pocos. Con este fenómeno y con esta sociedad que solo se ampara en algunos grupos de presión y poder, se hace más complicado lograr la estabilidad del sistema de derechos, ya que sin un pluralismo pleno, los poderes se concentran en un grupo de personas que puede hacer mal uso de este y velar por los interés particulares en vez de velar por los intereses generales. IV. II. R eivindicación de los intereses En segundo lugar tenemos la reivindicación de los intereses, y esta nace de la primera, ya que la democracia moderna es una contraposición a la democracia antigua y esta moderna no puede ser sometida a un mandato obligatorio, ya que el principio en el que se basa en la representación política, es la antítesis de aquel que se ampara en la representación de los intereses, ya que ahora se debe velar por los intereses generales y no por los particulares. Por lo mismo nace de la anterior, por que se hace primar el interés particular sobre el general, dejando en una situación no muy deseable y alentadora a los representantes, ya que no están cumpliendo con responderle al pueblo, y si lo hacen, lo hacen por una conveniencia propia. IV. III. La persistencia de las oligarquías Como tercera promesa no cumplida tenemos la   persistencia de las oligarquías,ya que ha sido imposible la derrota del poder oligárquico, siendo este un tema muy tratado pero más allá de eso no se ha ido. ³El principio fundamental del pensamiento democrático siempre ha sido la libertad entendida como autonomía, es decir, como capacidad de legislar para sí mismo´[7] con esto tenemos que la democracia representativa, es la única forma de democracia existente y practicada actualmente, siendo la renuncia al principio de libertad como autonomía, y la única forma de establecer otro tipo de democracia es con la computocracia (democracia electrónica), que es un tipo de democracia directa y se hace a través de un voto electrónico emitido desde un computador. Para no desviarnos del tema, es importante señalar, que como dice Bobbio también, que a través de la presencia de elites en el poder no se eliminara el régimen autoritario ni democrático, ya que estos se darán de igual manera, aunque todos deseemos que sea el democrático el que rija. Bobbio en su texto cita a Joseph Schumpeter, ya que este capto que la característica de un gobierno democrático no es la ausencia de elites, sino mas bien la presencia de muchas elites que compiten entre ellas para conquistar el voto de las masas. El problema que podemos ver aquí, es que siempre la política se ha encontrado en grupos elitistas, ya sea por el poder económico lo que les genera un grado de poder sobre los demás en la toma de decisiones, y a veces esto puede llevar a un autoritarismo, que ha sucedido pero en menor medida, ya que ha primado la democracia sobre la autocracia, pero esto no quiere decir que esto no vaya a escapar de las manos de algunos. IV. IV. El espacio limitado En cuarto lugar tenemos el espacio limitado, destacándose que si con la democracia en acción ha sido imposible eliminar la oligarquía, menos posible ha sido utilizar todos los espacios en los que se ejerce un poder que toma decisiones obligatorias para un completo grupo social. En otros términos, se desea destacar  que a pesar de la cantidad de votantes que se han ido dando con el desarrollo de la democracia, no han aumentando los espacios para que se puedan ejercer los derechos del ciudadano, sin esto, se duda si será posible del todo el proceso de democratización. En este caso se apela a una mayor importancia a temas tan simples como los espacios, porque se hace necesario el aumento de estos para que no haya interrupciones en la toma de decisiones y que los votantes puedan hacer uso de ellos, para que estos también sean tomados en consideración. IV. V. El poder invisible Como quinta promesa no realizada tenemos el poder invisible, es decir que la democracia real, con respecto a la democracia ideal no ha podido eliminar el poder invisible, tema que hasta la actualidad no ha sido muy estudiado, por lo que se tiende a redundar en el tema sin saber exactamente qué es lo que sucede del todo con él. Con esto se apela a que el estado no puede ni debe realizar acciones a escondidas del ciudadano, pero esto igual se hace para no generar escándalos en el estado ni en la ciudadanía, haciéndose en algunos casos con el fin de establecer el bien común. Por lo anterior también se apela de que se hace necesario responder a la interrogante de ¿Quién controla a los gobernadores? Por el hecho de que si no sabemos como llevar a cabo esta fiscalización, el futuro de la democracia está perdida, ³más que una falsa promesa, en este caso se trataría de una tendencia contrarias a las premisas: la tendencia no hacia el máximo control del poder por parte de los ciudadanos, sino por el contrario, hacia el máximo control de los súbditos por parte del poder´[8]: con esto podemos decir que la mayor dificultad y el mayor problema que se presenta, es como evitar que los gobernadores violen los derechos y deberes, pero como sea, estos problemas se seguirán dando, porque siempre existirá un poder oculto. IV. VI. El ciudadano no educado La promesa número seis, se refiere a la educación del ciudadano, ya que esta se hace necesaria y urge a la democracia para que se pueda lograr el desarrollo y lograr a la vez la práctica democrática. ³La democracia no puede prescindir de la virtud, entendida como amor a la cosa pública, pues al mismo tiempo debe promoverla, alimentarla y fortalecerla´ [9] se hace importante una ciudadanía educada, ya que como señala Mill, los gobernantes prefieren a los ciudadanos pasivos más que a los activos, y esto se da por el grado de conocimiento que adquiera cada individuo, siendo esencial para la democracia que existan ambos, no por la tranquilidad, sino porque se notaria la diversidad de diferentes posturas. La educación de la ciudadanía ha sido un tema bastante tocado en la ciencia política, en especial en la norteamericana en los años cincuenta, llamándola como la ³cultura política´ La educación de los ciudadanos es un tema que urge a las personas, aunque en muchos casos a los gobernantes les conviene que sus gobernados no tengan una cultura política porque de esta manera es más fácil engañarlos, pero un buen gobernante desea que sus ciudadanos tengan cultura porque de esta manera todos pueden aportan en la toma de decisiones. V. Por que de las Promesas no cumplidas Las anteriores son las falsas promesas, o como también podemos llamarlas, las promesas no cumplidas de la democracia. ³El proyecto democrático fue pensado para una sociedad mucho menos compleja que la que hoy tenemos. Las promesas no fueron cumplidas debido a los obstáculos que no fueron previstos o que sobrevinieron luego de las transformaciones´[10] Estas promesas son difíciles de cumplir, eso no quiere decir que nunca se haga, pero por ahora, y por el tipo y estilo de sociedad que tenemos, se hace más complicado el poder llevarlas a cabo, primero por el hecho de que las sociedades pasaron de ser de economía familiar, a una de mercado y luego a una protegida, a pesar de que la democracia se basa en que todos están capacitados para tomar decisiones. En segundo lugar tenemos que el aparato burocrático, es un poder ordenado jerárquicamente, y en una democracia el poder emana de la base al vértice, y no como sucede ahora que es todo lo contrario. Pero también se añade que cada estado democrático con el tiempo se va volviendo cada vez más burocrático y esta burocratización ha sido importante en el proceso de democratización. En tercera posición tenemos el tema del rendimiento democrático, que ha llegado a provocar  la ingobernabilidad de la democracia, ya que las demandas que se presentan a gobierno son con mayor  frecuencia y recurrencia que las respuestas que salen del aparato de gobierno, provocando un problema de ingobernabilidad; diferente a lo que sucede con la autocracia, ya que son pocas las demandas, y cuando estas se realizan, las respuestas casi son inmediatas. VI. ¿Qué sucede con el no cumplimiento de las promesas?  A pesar de las falsas promesas y de los obstáculos que ha tenido la democracia para su bienestar, se puede decir que esta se ha mantenido en pie y con la frente mas en alto que nunca, porque a pesar de todas las dificultades, en especial las del siglo XX, esta ha sido capaz de salir vencedora de todos los problemas y situarse como el modelo y el ejemplo a seguir de cómo llevar a cabo un gobierno, ya que respeta las libertades de cada persona y no deja que el peligro se apodere de la ciudadanía. ³mi conclusión es que las falsas promesas y los obstáculos imprevistos de los que me he ocupado no han sido capaces de ³transformar´ un régimen democrático en un régimen autocrático. La diferencia sustancial entre unos y otros permanece´[11] Con todo lo anterior podemos señalar que no se han generado grandes problemas que desencadenen guerras y conflictos armados, pero por estas falencias, el sistema de derecho y la gobernabilidad se han visto perjudicadas en su quehacer diario, político, económico y social, ya que a pesar de no generar disturbios de fuerza mayor, encontramos muchos casos de estados débiles y poco preparados para los nuevos escenarios que se comienzan a dar y a situar en este nuevo mundo y nuevo milenio globalizado, estados y naciones desamparadas de los nuevos acontecimientos, que no tienen forma de poder protegerse y menos poder  proteger a sus ciudadanos, ya que sus sistemas de derechos están débiles por estas promesas no cumplidas y al no tener una democracia estable, también se ve perjudicada la gobernabilidad existente. VII. Causas de la ingobernabilidad Para poder ver cómo afecta a la gobernabilidad, necesitamos saber que se entiende por  gobernabilidad, teniendo en cuenta que es la capacidad Democrática y Sistémica que tiene un gobierno y un estado para llevar a cabo, y desarrollar sus políticas, que en general deberían apuntar al desarrollo de la nación amparándose en la ciencia y en la tecnología. El autor señala que estas falsas promesas de la democracia se deben tanto a amenazas externas como internas, la primera por la reacción autoritaria reaccionaria y a la segunda por la autonomización de algunos aparatos del mismo estado, ay que en algunos casos las instituciones pierden el control y no logran cumplir sus promesas al momento que corresponde. Se da el problema de ingobernabilidad por el hecho de que el estado tiene un sobrecarga de demandas generadas por el descontento de la ciudadanía, y el estado a la vez no puede ser rápido y audaz para generar tanta respuesta a cada demanda que se genera, ya que en muchas ocasiones el estado no se encuentra en condiciones de poder responder esto, dándose en la mayoría de los casos los problemas de ingobernabilidad que generan las promesas no cumplidas y no porque el estado no desee darles una pronta respuesta. VIII. Principios y valores de la democracia Bobbio concibe que urge como desafió para las democracias, las promesas no cumplidas, las cuales no se han podido cumplir por los problemas políticos y técnicos que se han ido generando, lo cual provoca los problemas de ingobernabilidad y afecta la legalidad de la democracia, sabiendo que la democracia se destaca por ser lo mejor de lo peor que existe, aludiendo Bobbio que esta evita las dictaduras y cualquier sistema autoritario dentro del estado, siendo a la vez la más accesible, y no catalogarla como lo mejor de lo peor, porque quizás defectuosa puede ser, pero mala no lo es. Para que la democracia se pueda llevar del todo a cabo, Bobbio también señala que se hacen importante los valores y principios de la democracia, ya que como se sabe los principios siempre se mantienen, y los modelos se pueden ir moldeando y modificando a las diferentes localidades en donde se lleven a cabo los procesos de democratización, los cuales en la mayoría de los casos son lentos, ya que el proceso en sí lo es, y acomodarse a las reglas del nuevo juego político también lo es. IX. Democracias: Representativa y Directa Bobbio destaca y hace énfasis en el tipo de democracia representativa y directa, señalando que la democracia representativa se ha sustituido por la democracia directa. ³ Si por democracia directa se entiende estrictamente la participación de todos los ciudadanos en todas las decisiones que le atañe ciertamente la propuesta es insensata´[12] pero como señala el autor es casi imposible que exista y se dé un consenso del todo en estas nuevas sociedades modernas e industriales, al contrario de la democracia representativa ya que es en aquella en la cual el ciudadano delega su poder en un representante, el cual este personaje es elegido para cumplir el fin de representar (que es lo que sucede hoy en día, ya que cada cual elige a través del voto al candidato que más lo representa para que lleve a cabo y represente lo que se desea). Es más improbable realizar en estos tiempos una democracia directa, ya que nunca terminaríamos de representarnos del todo, y se generaría un caos, ya que este tipo de democracia representativa solo funciona bien del todo con un grupo pequeño de personas, ya que de esta forma es más fácil el consenso, por esto ahora recurrimos a la democracia representativa, porque elegimos a quienes nos representaran al momento de tomar decisiones. ³La democracia representativa y la democracia directa no sean dos temas alternativos, en el sentido de que allí donde existe uno no pueda existir el otro, sino que son dos sistemas que pueden integrarse recíprocamente´[13] para avanzar en el proceso de democratización, del cual si se puede hablar  hoy como un paso a la política en el sentido estricto de democracia social, que hasta hace poco utilizaba solo la política. Lo que sucede en la actualidad con la democracia es que está tratando de utilizar nuevos espacios tanto burocráticos como jerárquicos para establecer la democracia representativa, la cual se basa en la igualdad. Para estos términos de democracia, se acuña también un fenómeno no desconocido, que es el pluralismo[14]. ³En el debate actual sobre el pluralismo se escucha decir con frecuencia que la sociedad pluralista y la sociedad democrática son la mismo cosa y que, por tanto, el concepto de pluralismo sirve únicamente para dar salida a las pasiones de los cultos en las disputas bizantinas´ [15], lo que vendría siendo ahora que todas las democracias modernas son ahora pluralistas. ¿Esta mezcla de democracia con pluralismo hace la sociedad y las instituciones más pacificas, y que actúen entre todas y para todas? El problema que se desata con las democracias representativas, aunque traten de ser pluralistas, rescata el autor, es que de igual modo el poder solo se concentra en algunas instituciones y no en todas como debería ser, en especial el poder se concentra en instituciones burocráticas.